Visión y misión

Hygie es la empresa líder del comercio de productos especializados en la reducción de los riesgos de infección a través de la limitación de la propagación de los patógenos. Establecida en Canadá con más de 600 centros de salud y atención a domicilio, y ahora en vías de desarrollo en los EE.UU., Hygie responde a las necesidades críticas actualmente no satisfechas. El uso de estos productos innovadores ayuda a los usuarios a afrontar las necesidades de sus pacientes, ofreciéndoles eficazmente seguridad y facilidad de uso, en aras del bienestar de millones de personas.

Tenemos el compromiso de convertirnos en una empresa de envergadura internacional, dedicada a la prevención de los riesgos de infección, y contamos con el conocimiento y la infraestructura necesaria para el desarrollo y la comercialización de nuestros productos, ya sea bajo licencia o en exclusiva.

Hygie ha sabido desarrollar alianzas estratégicas con asociaciones profesionales de primer nivel. Nos enorgullece trabajar con estas organizaciones para definir los desafíos que actualmente presenta nuestro sector y vencerlos de manera conjunta. Deseamos destacar esta colaboración y el apoyo excepcional que hemos recibido.

ORÍGENES DE NUESTRO NOMBRE
Hygie es el equivalente en francés de Higia, hija de Asclepio y diosa griega de la sanidad. Su hermana, Panacea, simbolizaba la medicina curativa. Asclepio y sus hermanas son descendientes directos de Apolo, dios de la razón, quien representó anticipadamente la ciencia moderna de occidente. Los griegos honraban a Higia como una diosa poderosa, encargada de velar por la salud de los seres vivos. Recibían sus cuidados no solo los hombres, sino también los animales. Fue ella quien sugirió misteriosamente, tanto a unos como a otros, las opciones de alimentos que eran necesarios para su existencia y los remedios adecuados para sus males. Ella personificaba de alguna manera el instinto de la vida, y al estimular las fuerzas de los mortales y prevenir incluso las enfermedades, evitaba a su padre la pena de intervenir continuamente para aliviar o curar el dolor.

logo